Cebú, Bohol i Siquijor: el trío perfecto.

Cebú y el Sinulog Festival

 

mapa visayas

Estas tres islas están situadas en la provincia de Visayas Central, como podéis ver en la imagen.

Por lo que sé, toda la isla de Cebú tiene mucho para dar y mostrar. Queríamos ir a Malapascua y a Moalboal, pero sólo nos dio tiempo a visitar Cebú City, donde no teníamos pensado ir, pero al enterarnos de que se celebraba el mayor festival del sudeste asiático, el Sinulog Festival, no dudamos en quedarnos.

En Cebú dormimos en casa de dos chicos filipinos, Onix y Khen, vía Couch Surfing. Aunque al ser el Sinulog, la casa estaba llena de primos, hermanos y amigos del pueblo. Eso era ca’n boom, como decimos en Mallorca. Y, aunque dormir en el suelo con una manta de colchón no es muy cómodo, nos lo pasamos genial.

Ese festival es digno de admiración, un ambiente sanísimo, todo el mundo está feliz, sonriendo, chocándose la mano y haciendo bailar figuritas del Niño Jesús como quién hace bailar a la Virgen en Semana Santa pero a ritmo de batucada.


Bohol, las Chocolate Hills y los Tarsiers

De Cebú pasamos a Bohol, para ver las Chocolate Hills y pararnos a ver los Tarsiers, la especie más pequeña de monos que existe, o eso nos dijeron.

bohol map

chocolate-hills

Para llegar a las Chocolate Hills, cogimos un bus público que nos dejó en Carmen, el pueblo donde se encuentran, y de ahí tuvimos que caminar un poco y subir por una carretera asfaltada cuesta arriba hasta la entrada del “museo”.

Las vistas eran muy bonitas, aunque se les llama Chocolate Hills por el color marrón que adoptan en temporada seca. Y nosotros llevábamos ahí 20 días y no había parado de llover, así que muy secas no estaban.

bohol

Tras la visita a las Chicolate Hills, quisimos ir caminando hasta la Tarsier Conservation Area, que nos dijeron que estaba a 15 minutos de allí. Así que empezamos a caminar hasta que llevábamos una hora y decidimos preguntar. Sorpresa, ¡¡¡nos dijeron que eso estaba a 15 km!!!!! Así que empezamos a hacer autoestop y por ahí no pasaba ni el Kiko, hasta que se paró un bus y nos llevó hasta la entrada de ésta.

little Monkey Paz Mercadal

Allí nos cobraron 1€ y nos paseamos por el parque, donde pudimos ver a 5 Tarsiers. La verdad es que no era lo que me esperaba, aunque tampoco sabía qué esperar. Era un parquecillo cerrado de 30m2 y, aunque los Tarsiers no parecían estar mal, está claro que los animalillos libres son siempre más felices.

Cuando terminamos la visita express cogimos un bus público allí mismo que nos dejó en el centro de Tagbilaran. Donde subimos a una Food Court y probamos un postre con base de macarrones, papaya, piña y yogur con al menos tres kilos de azúcar. Muy pero que muy malo.


San Juan, Siquijor

Y para acabar, pasamos tres días en Siquijor. Una pequeña isla donde no pudimos hacer nada más que dormir y curarnos la melopea que llevábamos de tanta lluvia. Tampoco paró de llover en los tres días que estuvimos ahí. Queríamos visitar Apo Island, para poder nadar con tortugas, pero fue imposible a causa del mal tiempo.

Para llegar, fuimos al puerto de Tagbilaran y compramos los billetes por unos 1000php con mochila facturada. Y una vez allí, pagamos religiosamente la ecotasa de 10php cada una y cogimos un tuk tuk que nos dejó en un hostal llamado Sisors en el pueblo de San Juan. Nosotras sólo le habíamos dicho que nos dejara en un hostal cómodo y barato, puesto que ninguna de las dos se encontraba bien y sólo queríamos dormir. Ese día dormí 16 horas del tirón, no digo más.

¿Qué hacer en Siquijor?

Aunque nosotras no tuvimos suerte, os animo a visitar la isla, pues según tengo entendido es un paraíso y hay muchas cosas para hacer. Dentro de nuestro plan estaban las cascadas Lugnason, en Tubod, a unos km de San Juan y Cambugahay, que se encuentra pasada la Iglesia de San Isidro, en el pueblo de Lazy.

A parte, hay playas muy cucas como la Palitoon Beach, donde se ve un atardecer mágico, eso sí lo pudimos ver una tarde que paró de llover unas horitas, aunque estaba bastante nublado.

Y, por lo que nos dijeron, también hay unas cuevas llamadas Cantabon Caves, situadas cerca de San Antonio. La entrada de tuesta unos 500php y vale hasta para tres personas. Y una vez allí, puedes adentrarte hasta casi 1 km hacia las profundidades de la isla.

Un lugar que yo, sin duda, no pisaré en la vida, pues tengo mucha claustrofobia y, según tengo entendido, tienes que ir agachado la mayor parte del tiempo, con agua que te cubre hasta la cintura en algunos momentos.

¿Dónde comer en Siquijor?

Para comer en San juan, hay tres sitios que recomiendo, el Rasta Man Bar, el Baha Bar y un italiano del que no recuerdo el nombre. Estos eran los tres sitios donde comimos durante los tres días allí.

El Rasta Bar Man es el más económico y está muy bueno, aunque no tienen (o tenían) mucha variedad. Nos pasábamos casi todo el día allí dentro hablando con los camareros que eran majísimos.

El Baha Bar es un sitio muy bonito, con shows nocturnos y música en directo, aunque es carete. Pero los platos (o su presentación) son más glamurosos que el de los rasta.

Y el italiano estuvo bastante bueno, sobretodo la pizza de Nutela que nos metimos entre pecho y espalda.


Enlaces de Filipinas
20 días recorriendo el paraíso Filipino
La isla de Palawan y sus rincones más preciosos
Entradas de otros países
Guía básica de Tailandia
Malasia en una semana
Un mes en Indonesia
Singapur en 3 días

2 respuestas a “Cebú, Bohol i Siquijor: el trío perfecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s