Cebú, Bohol i Siquijor: el trío perfecto.

Cebú y el Sinulog Festival

mapa visayas
Estas tres islas están situadas en la provincia de Visayas Central, como podéis ver en la imagen.

Por lo que sé, toda la isla de Cebú tiene mucho para dar y mostrar. Queríamos ir a Malapascua y a Moalboal, pero sólo nos dio tiempo a visitar Cebú City, donde no teníamos pensado ir, pero al enterarnos de que se celebraba el mayor festival del sudeste asiático, el Sinulog Festival, no dudamos en quedarnos.

En Cebú dormimos en casa de dos chicos filipinos, Onix y Khen, vía Couch Surfing. Aunque al ser el Sinulog, la casa estaba llena de primos, hermanos y amigos del pueblo. Eso era ca’n boom, como decimos en Mallorca. Y, aunque dormir en el suelo con una manta de colchón no es muy cómodo, nos lo pasamos genial.

Ese festival es digno de admiración, un ambiente sanísimo, todo el mundo está feliz, sonriendo, chocándose la mano y haciendo bailar figuritas del Niño Jesús como quién hace bailar a la Virgen en Semana Santa pero a ritmo de batucada.


Bohol, las Chocolate Hills y los Tarsiers

De Cebú pasamos a Bohol, para ver las Chocolate Hills y pararnos a ver los Tarsiers, la especie más pequeña de monos que existe, o eso nos dijeron.

bohol map

Para llegar a las Chocolate Hills, cogimos un bus público que nos dejó en Carmen, el pueblo donde se encuentran, y de ahí tuvimos que caminar un poco y subir por una carretera asfaltada cuesta arriba hasta la entrada del “museo”.

Las vistas eran muy bonitas, aunque se les llama Chocolate Hills por el color marrón que adoptan en temporada seca. Y nosotros llevábamos ahí 20 días y no había parado de llover, así que muy secas no estaban.

Tras la visita a las Chicolate Hills, quisimos ir caminando hasta la Tarsier Conservation Area, que nos dijeron que estaba a 15 minutos de allí. Así que empezamos a caminar hasta que llevábamos una hora y decidimos preguntar. Sorpresa, ¡¡¡nos dijeron que eso estaba a 15 km!!!!! Así que empezamos a hacer autoestop y por ahí no pasaba ni el Kiko, hasta que se paró un bus y nos llevó hasta la entrada de ésta.

Allí nos cobraron 1€ y nos paseamos por el parque, donde pudimos ver a 5 Tarsiers. La verdad es que no era lo que me esperaba, aunque tampoco sabía qué esperar. Era un parquecillo cerrado de 30m2 y, aunque los Tarsiers no parecían estar mal, está claro que los animalillos libres son siempre más felices.

Cuando terminamos la visita express cogimos un bus público allí mismo que nos dejó en el centro de Tagbilaran. Donde subimos a una Food Court y probamos un postre con base de macarrones, papaya, piña y yogur con al menos tres kilos de azúcar. Muy pero que muy malo.


San Juan, Siquijor

Y para acabar, pasamos tres días en Siquijor. Una pequeña isla donde no pudimos hacer nada más que dormir y curarnos la melopea que llevábamos de tanta lluvia. Tampoco paró de llover en los tres días que estuvimos ahí. Queríamos visitar Apo Island, para poder nadar con tortugas, pero fue imposible a causa del mal tiempo.

Para llegar, fuimos al puerto de Tagbilaran y compramos los billetes por unos 1000php con mochila facturada. Y una vez allí, pagamos religiosamente la ecotasa de 10php cada una y cogimos un tuk tuk que nos dejó en un hostal llamado Sisors en el pueblo de San Juan. Nosotras sólo le habíamos dicho que nos dejara en un hostal cómodo y barato, puesto que ninguna de las dos se encontraba bien y sólo queríamos dormir. Ese día dormí 16 horas del tirón, no digo más.

¿Qué hacer en Siquijor?

Aunque nosotras no tuvimos suerte, os animo a visitar la isla, pues según tengo entendido es un paraíso y hay muchas cosas para hacer. Dentro de nuestro plan estaban las cascadas Lugnason, en Tubod, a unos km de San Juan y Cambugahay, que se encuentra pasada la Iglesia de San Isidro, en el pueblo de Lazy.

A parte, hay playas muy cucas como la Palitoon Beach, donde se ve un atardecer mágico, eso sí lo pudimos ver una tarde que paró de llover unas horitas, aunque estaba bastante nublado.

Y, por lo que nos dijeron, también hay unas cuevas llamadas Cantabon Caves, situadas cerca de San Antonio. La entrada de tuesta unos 500php y vale hasta para tres personas. Y una vez allí, puedes adentrarte hasta casi 1 km hacia las profundidades de la isla.

Un lugar que yo, sin duda, no pisaré en la vida, pues tengo mucha claustrofobia y, según tengo entendido, tienes que ir agachado la mayor parte del tiempo, con agua que te cubre hasta la cintura en algunos momentos.

¿Dónde comer en Siquijor?

Para comer en San juan, hay tres sitios que recomiendo, el Rasta Man Bar, el Baha Bar y un italiano del que no recuerdo el nombre. Estos eran los tres sitios donde comimos durante los tres días allí.

El Rasta Bar Man es el más económico y está muy bueno, aunque no tienen (o tenían) mucha variedad. Nos pasábamos casi todo el día allí dentro hablando con los camareros que eran majísimos.

El Baha Bar es un sitio muy bonito, con shows nocturnos y música en directo, aunque es carete. Pero los platos (o su presentación) son más glamurosos que el de los rasta.

Y el italiano estuvo bastante bueno, sobretodo la pizza de Nutela que nos metimos entre pecho y espalda.

La isla de Palawan y sus rincones más preciosos

Palawan es el archipiélago más grande de Filipinas, y su mayor isla recibe este mismo nombre. Aunque nos vamos a centrar en ésta, no está de más saber que el archipiélago entero alberga nada más y nada menos que unas 1800 islas. Hemos de tener en cuenta que en Filipinas hay más de 7000 islas y se hablan más de 170 lenguas, aunque solamente el Filipino y el Inglés son oficiales.

palawan

Palawan es una isla alargada, como podéis ver en la imagen. Y su capital, Puerto princesa, se encuentra en el centro. ¡Allí es donde empezamos nuestro viaje!

Aunque primero paramos en el aeropuerto de Manila, donde me hicieron facturar la maleta por primera vez en dos meses. Así que ojito en Manila, que los que me pararon no eran ni de la aerolínea, eran unos guardas que estaban en la puerta, al lado de dos básculas enormes y si tu maleta superaba las dimensiones o el peso, ¡a facturación que te vas!

Destinos más turísticos de Palawan

Podríamos decir que los destinos al que todo turista/viajero suele ir son

Aunque yo os hablaré de los cuatro primeros, que fueron los que me dió tiempo a visitar, puesto que también queríamos visitar las Chocolate Hills en Bohol, el Festival Sinulog en Cebú, y visitar las islas Apo y Siquijor.

Puerto Princesa

Llegamos a Puerto Princesa bastante de noche y sin tener hostal reservado. La verdad es que nos acojonamos un poco ya que el país era nuevo, gente nueva a la que aun no habíamos analizado y no sabíamos muy bien cómo serían. Pero como he dicho anteriores veces, ¡son maravillosos! Aunque pueden llegar a agobiar en un mini aeropuerto, de noche y sin saber por dónde ir.

Al final nos dijeron que había un hostal juvenil y muy barato llamado Treffpunkt Hostel y, con la ayuda de tres chicos jóvenes muy simpáticos y alegres (tanto que asustaban), llegamos sanas y salvas.

Pagamos 350php por la cama individual en un dorm de 6, más o menos lo que pagamos en los otros hostales en los que nos hospedamos.

La verdad es que la ciudad no es gran cosa, me pareció más un sitio de paso para estar un día, sacarte la sim card, comprarte champú y sacar dinero. Que os recuerdo que Puerto Princesa y El Nido son los únicos sitio de Palawan donde encontraréis ATMs. O así era en 2016.


Sabang

Sabang es un pueblecillo a unas dos horas de la ciudad de Puerto princesa, parada ideal si vais dirección El Nido.

Es un lugar bonito, cuco, pequeñito. Recuerdo que había un par de resorts delante de la playa, una playa impresionante, muy bonita, mágica, larguísima y llena de palmeras, donde jugamos una hora entera con las super-olas que había. Y más tarde vimos un precioso atardecer y jugamos con los niños, y no tan niños, locales.

Sabang es el punto de partida para visitar el Río del Parque Nacional de Puerto Princesa. Puedes llegar desde la ciudad en Jeepney o en una van privada. La verdad es que cuesta más o menos lo mismo, aunque en el Jeepny es bastante más fácil regatear. Al menos según mi experiencia. Al final fuimos en van privada y nos costó unos 140php.

Nos alojamos en el Hostal Café Sabang y pagamos 350php por una cama en un dormitorio de cuatro personas.

Para visitar el río subterráneo debéis primero sacar una autorización y registraros en la oficina de turismo allí en el mismo puerto de Sabang. Y una vez lo tienes, puedes llegar hasta la entrada del parque en barca o caminando unos 5km por la jungla.

Si optas por ir en barco, os recomiendo que busquéis a 5 personas más, para así llenar el barco, y abaratar costos. Nos costó unos 800php ida y vuelta. Éramos cuatro así que no nos salió muy caro.

cartel-sabang

El paseo es muy bonito (y movido), dura 45 min y recorres 4 de los 8km que tiene el río. Al llegar te dan un chaleco, casco, un audio-guía, te juntan en grupos de 8 y te meten en una canoa. La verdad es que vale mucho la pena la visita. A parte es una de las 7 maravillas del mundo y está declarado patrimonio de la humanidad.

Dentro del río no hay luz, nada de luz. Solamente puedes ver lo que los guías alumbran con los focos. Y allí de muestran las diferentes formaciones rocosas que hay y todos los animales como murciélagos, que viven en total oscuridad.


Port Barton

Ésta fue nuestra siguiente parada. Actualmente estoy leyendo muchos malos comentarios en redes sobre este destino, aunque nosotros no tuvimos ni un problema. A parte de no saber que no volveríamos a encontrar otro ATM hasta El Nido y llegar sin dinero a Port Barton. Menos mal que llevaba 100€ de emergencia y con eso tuvimos para pagar el hostal y la comida de dos días para mí y mi amiga, y a parte, nos sobró para poder pagar el traslado a El Nido y un tour por las islas vecinas de Port Barton. ¡¡Donde me encontré con una tortuga tan grande como yo!!

tortuga.jpg

¡Ah! Tenéis que pagar una eco tasa al entrar. Nosotras pagamos 50php en 2016.

El lugar es bastante cuco, es un pueblecillo de pescadores muy humilde donde se respira mucha paz y tranquilidad.

Nos quedamos a dormir en una Guest House que resultó ser una pequeña casita de madera donde Pepito perdió el gorro. Aunque nos lo pasamos genial ya que había cuatro huéspedes más a parte de nosotros, que éramos cuatro, más la dueña de la casa. Aun no sé como cupimos.

Port Barton es un lugar perfecto para pasar unos días relajados, sin móvil ni tonterías. Podéis ir de excursión a las islas de los alrededores y pasear por la playa. Eso sí, preparaos para esperar unas tres horas (sin exagerar) cada vez que queráis ir a comer/cenar a algún sitio.


El Nido

Este rincón de Palawan, junto a Corón, creo que es el más turístico de Filipinas por su belleza, fauna marina, agua cristalina y lagunas que te dejan sin habla.

Nuevamente, debes pagar una ecotasa al entrar. En 2016 eran 50php por persona. En cuanto a dormir y comer no hay problema, pues encuentras Guest Houses con las 3B’s fácil y rápidamente. Como siempre, a unos 350php por noche/cama.

Es un lugar realmente bonito, aunque nosotras no lo pudimos disfrutar tanto como queríamos, pues llovió y llovió sin descanso. Aunque uno de los días dejó de llover, sin desencapotarse el cielo, claro, y pudimos hacer un tour por la mañana y visitar Nacpan Beach por la tarde.

El tour nos salió bastante caro, aunque también se aprovecharon de que era el único día que no llovía. Pagamos unos 800php y, a parte, tuvimos que apoquinar otros 200php por otra ecotasa.

Nos llevaron a tres lagunas muy muy bonitas, donde podías hacer snorkel y alquilar unos kayaks. Aunque ojito porque a nosotros nos vendieron que las máscaras, la comida y el kayak estaba incluido, y resultó no haber ni una máscara, la comida fue muy pero que muy escasa y los kayaks se pagaban a parte.

Aunque a mi la “Secret Lagoon” me sobró bastante, ya que era muy pequeña, a rebosar de la gente de los tours y nada del otro mundo. A parte, en las aguas filipinas hay como unas micro medusas que pican y duelen al momento, después ya está y casi no deja marca, pero te hacen el baño muy incómodo.

Y en cuanto a la Nacpan Beach, cogimos un tuk tuk, en el que no cabíamos puesto que éramos cinco con el conductor, y la mayoría de nosotros no éramos precisamente espaguetis. El tuk tuk lo cogimos en la carretera y nos llevó y nos retornó al hostal.

Os dejo una foto de archivo de cómo sería la playa en un día soleado..

Nacpan.jpg

¡Ah! Mucho cuidado con los nik nik, sun flies, mini mosquitos, como los queráis llamar. Se cebaron conmigo y estuve unos días con toda la espalda, brazos y piernas llenas llenísimas de picaduras. Y son realmente incómodas.

Y para acabar, no puedo dejar de enseñaros el aeropuerto de El Nido y de la avioneta con la que volamos a Cebú. El aeropuerto es una caseta con cuatro bancos donde, a parte de pesar la maleta te pesan a ti también. Aunque estuvo muy bien, ya que había pastelitos para picotear y tilas y tés por si querías beber algo.

Y, lo más gracioso, son la trupe de mujeres filipinas vestidas con un traje regional y cantando canciones de despedida a los que se van y de bienvenida a los que llegan. Perdí todas las fotos y los vídeos del móvil y no os lo puedo enseñar, pero lo tenía todo documentado.

Os dejo la parte del vídeo a Asia dónde podréis ver los momentos en Palawan. ¡¡Y es que me lo estaba pasando tan bien que no hice ni fotos!! Sólo unos pocos vídeos. Las fotos que aparecen son de Claire Fountaine.

 

20 días recorriendo el paraíso Filipino

Filipinas, la tierra soñada, el principal destino de nuestro viaje, el más esperado y el menos aprovechado… Durante el mes de Enero, época ideal para viajar al país, mientras nevaba por España y Mallorca se inundaba, en Filipinas tampoco escaseaba la lluvia..☔⚡ Nos pilló un tifón durante los 20 días en los que estuvimos allí y la verdad es que visitamos lugares realmente paradisíacos, pero el paraíso con lluvia no luce tan bien… una lástima (y putada también) 😥

ensaimada filipina

Ensaimada Filipina

Así que esos 20 días en Filipinas se pueden resumir en lluvia, constipados, pastelillos y empachos! 🍞🍩🍫🍪 ¡¡¡Es el país del pan y la pastelería!!! Nos pusimos las botas de “pan de sal, mamones, puto queso y ensaimadas Filipinas” Nyammmm 😝

También vivimos la euforia y la emoción de la gente filipina durante su mayor celebración, el Sinulog Festival! 🎉🎊 Un festival que, para que os hagáis una idea y sin ánimo de ofender a nadie, es una mezcla entre cabalgata de los reyes magos, procesión de Semana Santa y el orgullo gay.

Sinulog

Sinulog Festival, Cebú, Filipinas

¡Una pasada de festival! Divertido y amigable, donde se celebra el nacimiento del “Señor Santo Niño” y pasean un Niño Jesús vestido con una capa y una larga cabellera 👼 Todos bailan a ritmo de una mezcla de batucada y una banda de Semana Santa que recuerda a cuando bailan los vírgenes un Jueves Santo. Vestidos con unos trajes muy brillantes similares a los del carnaval de Brasil, todos de conjunto con la capa del Niño Jesús. Y, a grito de “Pit Señor” y “Viva el Señor Santo Niño”, mientras te chocan la mano, te dan la bienvenida a cultura tan y tan religiosa 🙏😇

En cuanto a la gastronomía, aparte del pan y pasteles, no es un país que destaque por su deliciosa comida… Y mucho menos si eres vegetariana 🐷🐮🐓🐑

khen

Khen, uno de los chicos que nos acogió en Cebú 💜

Pero sí destaca por otra cosa, SU GENTE! 😍👌 Tuvimos la suerte de poder convivir con mucha con gente local ¡y fue inolvidable! Humildes y bondadosos, muy respetuosos, divertidos, relajadísimos y unos auténticos ROMÁNTICOS.

En fin, Filipinas, me dejaste un sabor agridulce, pero volveré a descubrirte con unas condiciones climáticas un poco mejores…🌏🌊🌼🌴🌞


Información Básica

Visado

Actualmente los Españoles y todos los países de Sudamérica pueden permanecer 30 días sin necesidad de tramitar el visado con antelación. Menos los brasileños, que tienen 59 días.

Los únicos requisitos son; tener el pasaporte con una validez superior a 6 meses y un billete de salida.

En el caso de querer extender tu visado después de los 30 días, sólo tienes que acercarte a una de las oficinas de inmigración en filipinas. Y podéis extender el visado de la siguiente manera hasta los 36 meses, después de ese período tendréis que salir del país y volver a entrar.

  • Primera extensión – 29 días: 3130php
  • Segunda Extensión – 2 meses + IC Card: 7800php
  • Tercera Extensión – 2 meses: 2930php
  • Cuarta Extensión – 2 meses: 4340php
  • Quinta Extensión – 2 meses: 2930php
  • Sexta Extensión – 2 meses: 2930php

Por otra parte, si ya sabes que te vas a quedar más de un mes en el país, lo mejor es que tramites el visado desde tu país. En el caso de los españoles, las tasas son las siguientes:

  • Visado de 3 meses de una sola entrada: 27€
  • Visado de 6 meses de múltiple entrada: 54€
  • Visado de 1 año de múltiple entrada: 81€

Vacunas

Como en cualquier otro país del Sudeste, las vacunas importantes son;

  • La fiebre amarilla, obligatoria si vienes de un país donde sea endémica
  • Hepatitis A y B
  • Tétanos/difteria y triple vírica (Sarampión, rubeola, parotiditis)
  • Fiebre tifoidea, polio, rábia y cólera
  • Encefalitis japonesa

En Filipinas existe un riesgo moderado de malaria en la isla de Palawan, zonas de Mindanao, Mindoro, Archipiélago Sulú y Luzón. En cuanto al resto, no os preocupéis.

Aunque mi relación con el Malarone no fue muy bueno, y por lo que tengo entendido le pasa a mucha gente, así que mejor tomad mucha vitamina B6 y untaros de anti-mosquitos.

Monedas y precios

La moneda de país es el Peso Filipino (php). Actualmente 1€ son unos 62php, aunque podéis comprobar el cambio actual aquí.

Los precios son bastante baratos en filipinas, aunque os recomiendo coger los billetes de avión internacionales con tiempo, ¡¡porque el billete de Bali a Manila nos costó nada más y nada menos que 400€!!

El precio de la cama en un hostal decente cuesta al rededor de 350php, un menú en un restaurante barato te puede salir a 150php, si ya quieres más lujo o comida internacional dobla el precio y en cuanto al transporte, pocas veces nos encontramos un precio fijo, casi todo el tiempo teníamos que negociar el precio del trayecto. Así que ya os contaré qué nos costó aproximadamente cada viaje que hicimos.

Os recomiendo encarecidamente hacer CouchSurfing en Filipinas. Nosotras no hicimos en Palawan pero sí en Cebú, y fue una estupenda idea, ya que los filipinos son un amor y nos trataron genial.

¡Ah, que no se me olvide! En Filipinas se paga cada vez que llegas a un destino turistico, es como una eco tasa. No me parece nada mal, pero me hubiera gustado saberlo antes. A parte, en Palawan sólo hay cajeros en El nido y en Puerto Princesa (o así era en 2016). Eso sí que es bien necesario saberlo si no queréis que os pase como a nosotras, que llegamos a Port Barton sin un peso.


Nuestra ruta

La ruta que elegimos se puede dividir en dos bloques;

  • Palawan: Una isla llena de naturaleza y autenticidad, un paraíso de aguas esmeraldas y grandes montañas. ¡Haz click aquí para saber más!
  • Cebú, Bohol y Siquijor: En estas islas, más pequeñas pero con un encanto inigualable, se puede encontrar fiesta y diversión, a parte de naturaleza a raudales y muchísima fauna marina. A parte, en Bohol están las Chocolate Hills y los Tarsiers, el mono más pequeño del mundo. ¡Haz click aquí para saber más!